La Decoración de segunda mano: Creatividad y responsabilidad
octubre 2, 2019
FOVISSSTE concluye con la liberación de créditos Tradicionales 2019
octubre 3, 2019

Energías Renovables bien aplicadas

El mayor beneficio de las energías renovables, es que se puede llegar al punto en el que no se necesite comprar energía a terceros, logrando así autoconsumo.

El Maestro en Energías Renovables de la Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital (UTVM), Rufino Delmillón Pascual, afirma que un edificio, una casa o cualquier inmueble, puede trabajar en su totalidad con energías renovables.

Mencionó, que, para una mejor efectividad de la implementación de las energías renovables, éstas deben proyectarse desde la construcción del bien inmueble y las características de sus ocupantes.

“Es muy importante considerar todos los factores desde un principio” dijo.

Delmillón Pascual, apuntó que para que un bien inmueble funcione en su totalidad con energías renovables, se requiere el uso de energías como: la eléctrica, la calorífica, para cocción de alimentos y uso hidrosanitario y un sistema ahorrador de agua.

“A mi parecer, como especialista, es muy importante plantear la importancia del diseño estructural, pues tener fallas en esta parte, puede forzar el uso de energías convencionales” destacó.

Diseño estructural correcto:

El orientar adecuadamente el bien inmueble, prever zonas con luz natural, así como acomodar correctamente los elementos que utilizan energía, es fundamental pues, si tienen poco espacio, no tendrán la ventilación adecuada y requerirán mayor energía para su funcionamiento.

Sin embargo, cuando se compra o vende una casa no se tiene el principio de recibirla o entregarla con un “manual de operaciones óptimas de energía” y pero de hacerlo, se contribuiría a reducir el costo de operación energética.

En el caso del agua, también es importante que, desde un principio, se prevea la colocación de regaderas especiales, el uso de hidrosanitarios; se deben comprar tasas que ocupen menos agua en la descarga y para el calentamiento del agua, se puede adaptar un calentador solar con amplia capacidad para toda la familia.

“Por poner un ejemplo, del uso de gas LP, el 50% es usado en cocción de alimentos y el otro 50% y así se gastan 20 litros al mes, es decir, se gastan alrededor de 14 mil pesos anuales en gas LP.

Pero si se hace una inversión en calentadores solares, sería de aproximadamente la misma cantidad por comprar uno amplio y éste duraría alrededor de 10 a 14

años, es decir aproximadamente mil pesos por año, lo que significa un ahorro económico importante” explicó.

“Para generar energía eléctrica, el sistema de celdas fotovoltaicas es mucho más productivas en edificios o casas residenciales, donde se ocupa más energía por la dimensión del bien inmueble”.

Cabe mencionar que también en infraestructuras pequeñas como casas, también pueden colocarse lo importante es que tengan un espacio adecuado para que operen con eficacia.

“Es importante emplear también elementos importantes como la orientación del bien inmueble o colocación de árboles, esto es una ventaja y reduce aún más los costos” concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.