Obras de Supervía Colosio, modificarán transito frente a Rectoría de UAEH
marzo 25, 2020
Guía práctica para comprar una casa en 2020
marzo 26, 2020

Turismo inmobiliario, una alternativa de crecimiento en 2020

El turismo inmobiliario, se ha convertido en una de las tendencias más productivas y satisfactorias por el amplio potencial que tiene actualmente y el que a futuro se proyecta.

Así, las  nuevas alternativas para el sector inmobiliario comienzan a hacerse presentes y es aún más agradecido en momentos difíciles en los que el gremio atraviesa situaciones económicas adversas.

Por fortuna, se ha podido encontrar un amplio potencial al unir el sector inmobiliario con el sector turístico, dos de los sectores que aportan más dinamismo y competitividad a México.

Entre los dos sectores, aportan un poco más del 23 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, por lo que especialistas han determinado que el futuro que les depara juntos, es prometedor.

En esta parte, cabe hacer un paréntesis para mencionar que México, es el octavo destino más visitado por turistas internacionales a nivel mundial, debido a sus diversos atractivos turísticos, a sus ciudades coloniales, Pueblos Mágicos y su infinita biodiversidad.

Lo que hace que El número de visitantes e inversionistas de hoteles y estadías incremente su inversión en el país.

Pues se estima que el número de viajeros a lo largo y ancho del territorio nacional es de aproximadamente 90 mil, lo los. Jales el 55 por ciento son viajeros nacionales, es decir casi 59 mil habitantes de México viajaron al menos una vez en el año fuera de su ciudad de residencia.

Las líneas que conectan a los sectores inmobiliario y turístico son muchas, más allá del desarrollo inmobiliario hotelero, el cual por cierto no es poca cosa, pues de acuerdo con la consultora JLL hacia el 2025 el país tendrá más de 533 mil habitantes de hotel, de estas, la firma proyecta el 70% estará enfocada en el turismo de negocios.

Y es que justamente la ramificación del turismo en México, que ha madurado y se ha desarrollado con distintos enfoques, ha permitido que las sinergias entre ambos sectores crezcan y se vuelvan más fuertes.

Un ejemplo claro es lo que está sucediendo en el Bajío Mexicano cuyo fuerte crecimiento industrial ha propiciado un boom inmobiliario sin precedentes, boom que se dispara por la presencia cada vez mayor de trasnacionales pero también por la calidad de vida y dinámica urbana que se ofrece en las ciudades que integran esta región del país.

Así, sus bellas ciudades coloniales, ya posicionadas como sitios ideales para vacacionar, son los flamantes hogares de nuevos habitantes que llegan atraídos por la oferta laboral que existe en la región.

Estas ciudades se vuelven puntos de reunión, centros de negocios y, por tanto, el desarrollo inmobiliario hotelero y habitacional empuja a los sectores a combinar fuerzas y crear lo que el mercado demanda.

Multihousing, hoteles de estancia prolongada, usos mixtos que comparten torres residenciales con hoteles destinados al turismo de negocio son parte de los resultados que van apareciendo y mutando la forma en que el turismo se realiza en México, también, la forma en que se desarrollan las ciudades.

Por ello, los profesionales del sector inmobiliario deben mantenerse atentos a la demanda porque con estos cambios es necesario responder a las necesidades de las dinámicas urbanas de sus habitantes y sus empresa.

Las sinergias no ven límites y es momento de crear sinergias positivas que contribuyan de manera responsable al crecimiento de las regiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.