Conoce las minicasas diseñadas por BMW
abril 25, 2019
Rinde protesta el XVII Comité Directivo de la CMIC Hidalgo
abril 29, 2019

Ordena de verdad con Marie Kondo

Consigue el orden definitivo con el método de la nueva gurú del orden, la japonesa Marie Kondo. ¿Su secreto? Deshacerse de todo aquello que no le hace feliz y doblar la ropa para guardarla en vertical. Funciona.

¿QUIÉN ES MARIE KONDO?

Su libro «La magia del orden» (Ed. Aguilar) es un éxito de ventas mundial. De pequeña, Marie Kondo ya ordenaba los armarios de toda la familia. Con el tiempo, convirtió su pasión en su trabajo y creó una consultoría para ayudar a organizar toda la casa.

«La organización empieza por la eliminación». Esta frase es el mejor punto de partida para hablar del sistema de organización de la japonesa Marie Kondo, que con su libro se ha convertido en una auténtica maestra del orden en todo el mundo.

LAS PRENDAS EN VERTICAL

Es uno de los aciertos del método KonMari: todo es más fácil de ver y el espacio se aprovecha mejor.

¿QUÉ USAS REALMENTE?

Ordenar la ropa es el primer paso del método KonMari. Quédate solo la que usas, te queda bien y te hace feliz. Marie dice que debes coger los objetos uno a uno con las manos. Solo así podrás saber si los quieres o no. Piensa en si te hace feliz, en su uso… y si decides no quedártelo déjalo ir con gratitud (por los buenos momentos compartidos).

LO DE OTRAS TEMPORADAS

Según Marie Kondo, es lo primero que debes cribar porque no lo necesitas ahora. Sigue con la ropa de la temporada en curso y, después, con los complementos. Cuando la guardes, olvídate de la separación por temporadas, para Marie es mejor tener todo siempre a mano.

NO GUARDES DE MÁS

Quédate sólo con lo que realmente te encanta y no guardes la ropa que te da pena tirar para estar por casa o como pijama (la acumularás y seguirás sin ponértela). Cuando acabes de escoger la ropa, lo habitual es que te quedes con un tercio de toda la que tenías, según el método Konmari.

MENOS ROPA COLGADA

Cuelga solo la ropa que «necesita» ir colgada, como las camisas delicadas 
o las chaquetas. En el espacio en el que cuelgas 10 prendas puedes guardar dobladas entre 20 y 40 prendas. Agrúpalas por categoría y pon lo más largo y pesado a la izquierda y lo liviano a la derecha.

¿Y PARA LAS CAMISETAS?

Dóblalas según el método para guardar en vertical. Pon las claras delante.

APRENDE 
A DOBLAR

Para que las prendas se «aguanten» en vertical debes hacer uno o dos pliegues más de los habituales. Sigue los tres pasos que te mostramos ahora en la galería de imágenes.

NO APILES MUCHO

Marie Kondo dice que si lo haces no eres consciente de lo que tienes, las prendas del fondo se olvidan y las de debajo se aplastan. Aunque sean voluminosas, como las toallas, guarda en vertical.

CUIDA LOS CALCETINES

No los guardes hechos una bola, sino por parejas y doblados para que puedan ir en vertical. Haz lo mismo con las medias siguiendo el método Konmari. Y no abuses de las soluciones de almacenaje (casilleros, contenedores…), los métodos de almacenaje tienden a complicar el orden. Evita poner nombres a todo, es «ruido» en el armario.

UN TRUCO PARA LOS BOLSOS

Guárdalos unos dentro de otros (nunca más de dos). Deja las asas por fuera.

SOLO 30 LIBROS

Organízalos después de la ropa. Quédate solo los que realmente «amas». Marie Kondo procura no tener más de 30 libros a la vez. Para ella, cada obra tiene su momento.

POCOS PAPELES

Mucha gente comete el error de llevarlos a casa de sus padres, pero eso solo sirve para olvidarlos allí. El método de Marie Kondo recomienda guardar solo los papeles y documentos estrictamente necesarios y que estén vigentes, y archívalos todos en el mismo sitio dentro de sencillos portafolios o carpetas.

OBJETOS VARIOS

Es lo que en japonés se llama «komono» e incluye CDs, aparatos, maquillaje, papelería, costura… Para Marie Kondo, al no tirar muchos de estos objetos lo que hacemos es aferrarnos al pasado. El espacio en el que vivimos debería ser para la persona en que nos estamos convirtiendo no para la persona que fuimos en el pasado. Quédate sólo con aquellos que te «toquen el corazón». Puedes empezar por las fotos.

ELIGE BIEN EL MOMENTO PARA PONER ORDEN

¿Cuándo?

Ponte a ordenar a primera hora de la mañana: es cuando la mente está más despejada de toda la jornada.

¿Dónde?

Hazlo en un espacio tranquilo, si puede ser sin música o, como mucho, con música ambiental.

¿Con quién?

Sola, así evitas que influyan en tus decisiones o quieran quedarse algo de lo que tiras.

¿En qué orden?

Primero ocúpate de eliminar tus cosas y luego pasa a organizar las de las zonas comunes. Así estarás más «entrenada».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.