Retos para la industria de la construcción.
marzo 26, 2020
El negocio inmobiliario, riesgos y oportunidades
marzo 27, 2020

Consejos prácticos para Adquirir un Inmueble

En la actualidad, existen numerosas opciones al comprar o arrendar un inmueble, en el caso de vivienda, se tienen diversas formas, distribuciones o proporciones y cada inmueble tiene ciertas particularidades que lo pueden posicionar como mejor opción sobre las demás.

Antes de elegir es importante considerar algunos factores de gran importancia que pueden determinar una mejor calidad de vida, además del incremento de su valor que permita obtener una ganancia con el paso del tiempo (Plusvalía).

En el caso de espacios para el comercio o industria, algunos factores como la ubicación, accesibilidad y exposición pueden incluso determinar el éxito o fracaso del giro que estamos buscando emprender.

En este artículo enumeramos algunos consejos prácticos que pueden ser muy útiles cuando buscamos un inmueble.

Es importante mencionar que no sustituyen a la opinión de un experto inmobiliario y desarrollador que se dedique a la materia. Algunos de ellos son:

– Gastos previstos y necesidades

Los costos previstos para compra y/o arrendamiento siempre constituyen uno de los factores fundamentales a considerar antes de adquirir el inmueble, en el caso de un proceso de compraventa y al establecer los contratos correspondientes es importante tomar en cuenta los impuestos que se pueden derivar de la operación.

De igual manera al hacer uso de algún crédito o préstamo es importante considerar las tasas de financiamiento, plazo y condiciones del mismo. Muchas veces el factor económico limita la cantidad de opciones elegibles, por ello es importante hacer una lista de necesidades primordiales y deseables, para de ser posible poder determinar lo más importante que buscamos en el inmueble.

– Diversidad en los espacios

Existen bastantes opciones disponibles en el mercado, muchas veces incluso en el estado de la obra (Inmuebles nuevos, en proceso de terminación, por adecuarse) por ello es importante distinguir las opciones más viables y asequibles para elegir la mejor opción.

Las dimensiones permiten determinar el valor del inmueble contra el metro cuadrado construido y factores como la proporción entre el frente y fondo de la propiedad, orientación, superficie construida útil, etc. dan valor añadido a los inmuebles.

– Ubicación, Instalaciones y Equipamiento.

Una simple inspección visual y del sitio nos permite determinar condiciones que pueden afectar al desarrollo de las actividades que pretendemos realizar en el inmueble.

Los servicios básicos de agua, drenaje y electricidad deben estar funcionales y al corriente en pagos. La calidad de los acabados determina no solo el nivel de la construcción, a la larga son más rentables en cuanto a aspectos sociales, económicos y de mantenimiento.

De igual manera es importante verificar filtraciones, grietas, fracturas, impermeabilizado, aislamiento térmico/acústico, ya que la falla en alguno de ellos forma parte de los principales problemas a los que se enfrenta un particular en el inmueble.

El equipamiento de la zona permite complementar el acceso a través del transporte público, las vías de acceso vehicular y peatonal, junto con la disponibilidad de comercios, mercados, escuelas, servicios sanitarios, entretenimiento y áreas verdes.

– Aspectos legales de la compra (Vendedor)

El vendedor debe proporcionar la documentación necesaria y demostrar la titularidad del inmueble. Para evitar problemas posteriores es importante verificar que el inmueble esté libre de cargas y gravámenes que lo puedan afectar.

De igual manera para este tipo de verificación recomendamos acercarse a un profesional que le permita asesorarse antes de la adquisición del inmueble.

– Habitabilidad y condiciones del sitio.

Otro de los factores importantes a considerar es la cualidad que tenga el inmueble para poder desarrollarse en él de manera plena. Lo que abarca la habitabilidad es la higiene con la que cuente el inmueble, condiciones visuales (iluminación, asoleamiento, vistas) la seguridad y acceso mediante escaleras, estacionamientos junto con la seguridad y alturas propias del espacio, para mayor comodidad de los usuarios.

Los vecinos constituyen uno de los factores que se deben considerar para mayor tranquilidad de quien ahí utilice el inmueble, muchas veces no solo la calidad de vida depende de la comunidad en el espacio, también la capacidad de asumir y tomar decisiones en conjunto, asumir costos y delimitar obligaciones y responsabilidades.

– Inversión posterior y contingencias.

Por último y antes de cerrar la adquisición es importante considerar los gastos posteriores al proceso de la compra. Una vez que se tenga la posesión del inmueble normalmente se requiere una inversión posterior que puede contemplar

adecuaciones posteriores o reparaciones, gastos imprevistos para adaptar el espacio a las necesidades del usuario y mobiliario, servicios por adquirir, etc.

Como información final es importante acompañar estos consejos de la opinión de profesionales Inmobiliarios, Desarrolladores, Arquitectos y en materia jurídica para hacer el proceso lo más sencillo posible.

Lo más recomendable es evitar el autoconstrucción y acercarse a los expertos antes de aventurarse en un inmueble sin conocer antes a fondo las particularidades del proceso. Recomendamos utilizar estos datos como un checklist si considera esta información útil y práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.