¡Ventajas de los avalúos inmobiliarios!
marzo 27, 2019
El poder del marketing visual para acelerar las ventas inmobiliarias
marzo 27, 2019

La regla 60-30-10… ¿Ya la conoces?

Pintar tu casa no es una tarea tan sencilla, elegir colores para que combinen tanto en las paredes, como los muebles y textiles de la casa, es regularmente, un quedradero de cabezas.  

 

Así que en esta ocasión tenemos la mejor solución para ti, la regla 60-30-10, que se vuelve en una técnica interesante para combinar los colores en la decoración de la casa ¡Lograrás que todas tus estancias parezcan de revista!

Regla 60-30-10

 

El primer punto que hay que aclarar, es que no es necesario aplicar esta regla al cien por ciento, sino que es un manual flexible para orientarnos cuando se trata de decoar nuestro hogar.

Los números que están en la regla corresponden al porcentaje que debemos aplicar para cada color que nosotros deseemos combinar y el resultado será eficaz.

Con esto decimos, que dentro de una habitación habrá 60% de un color, el 30% de otro tono y el otro 10% para algunos detalles de la estancia.

 

Color predominante 60%: Este color se va a convertir en el más importante, ya que causará el primer impacto en esa área de tu casa. Lo recomendable es que uses colores muy claros o neutros, para crear un ambiente más relajado. Los colores vibrantes son buena opción, solamente si tu espacio es amplio, pues harán las estancias más pequeñas, así que si lo que quieres es luz, tu mejor opción son las tonalidades claras. No es necesario que este color solo se aplique solamente a las paredes, también se puede combinar con algunos muebles o textiles para conseguir un mejor equilibrio.

 

Color secundario 30%: Será el encargado de dar más interés al conjunto, estos son más recomendables para los muebles, o alfombras que hay en esa estancia de la casa. Si tu elección del color primario es claro, se debe hacer un contraste de colores por lo que la mejor opción es usar colores más potentes, como el verde, los colores pasteles e incluso hasta con un rojo te puedes arriesgar, solo que debes cuidar este tono, ya que puede destacar más que el color dominante.

Color de remate 10%: El último y no por eso menos importante, pues puede convertirse en la distinción del ambiente dentro de la casa. Este color se recomienda en los objetos más sencillos y pequeños, como son cojines, adornos, jarrones, lámparas y otros más. Lo que este tiene a diferencia de los otros dos, es que no tienes que apegarte a un color unicamente, sino que puedes jugar con las combinaciones hasta lograr el remate que busques.

¿Tú ya conocías esta nueva regla? Aplícala en tu casa y notarás una gran diferencia, conseguirás ambientes armónicos y sin saturación de colores.

 

Comments are closed.